En breve: Nos mueven las emociones

por: Gerardo Garibay Camarena

Verdad incómoda: Por más que le busquemos, con argumentos técnicos no se convence a nadie, a menos que la persona esté emocionalmente predispuesta a aceptarlos.

Lo mismo sucede con las noticias, repetimos aquellas que se alinean con nuestra visión previa del mundo, y eso nos pasa a TODOS.

Nadie, ningún intelectual, ningún político, ninguna persona, es plenamente objetiva; todos vemos la realidad a partir del lente de nuestras circunstancias y sobre todo de nuestros prejuicios, que no son sino los puntos de referencia a partir de los cuales traducimos la realidad a un lenguaje que nos sea comprensible.

Al mismo tiempo, los seres humanos estamos “conectados” para construir identidades, acercarnos a quienes tienen alguna semejante a la nuestra y a desarrollar vínculos a través de narraciones.

Por eso la lucha política no debe darse sólo en el terreno de las ideas, sino de las emociones y de los prejuicios. Apelar a una razón mecánica y objetiva es negarse a entender que los seres humanos simplemente no funcionamos así.

Tan claro como eso.

Gerardo Garibay Camarena

Gerardo Garibay Camarena

Escritor. Católico. Libertario. Escéptico de la política y desconfiado de las intenciones de los políticos. Creo en personas libres y mercados libres.